LA EMPRESA

Su rica historia se origina a través de una “asociación de destilerías” en el año 1909. Años después, en 1941, se fundó la Corporación Paraguaya de Alcoholes (COPAL) que, en 1951, se convirtió en Administración Paraguaya de Alcoholes (APAL). Desde entonces, pasaron poco más de cuatro décadas para que en 1993 la Administración Paraguaya de Alcoholes se convirtiera en Cañas Paraguayas Sociedad Anónima (CAPASA). De ahí en más, CAPASA tomó la posta para la producción ininterrumpida de las distinguidas variedades de la empresa, traducidas en dos marcas orgullosas de su Tradición: Aristócrata y Parapití. El noble nacimiento de las variedades que presenta Cañas Paraguayas S.A. proviene de los generosos cañaverales de la región oriental. Aristócrata y Parapití traen en su esencia la claridad del sol tropical y el esfuerzo de cañicultores paraguayos que cuidaron con laboriosidad sus plantaciones en aras del crecimiento social y económico

MISIÓN

La empresa a fijado como objetivo principal convertir a CAPASA en una empresa rentable, confiable y eficiente, a los efectos de participar como elemento dinamizador del sector agroindustrial.

La importancia de esta industria radica en el efecto multiplicador que produce; tiene significativo impacto.

VISIÓN

Todos los valores agregados que se generen en el proceso productivo, industrial y comercial, se inician y culminan en el País.
beneficiando consecuentemente, a sus habitantes.

La empresa actúa como regulador de los precios para la comercialización de la caña de azúcar y la caña blanca en el mercado. Al mismo tiempo, echamos una mirada hacia el exterior.